escat2021La situación actual de la pandemia nos moviliza como Iglesia a buscar formas creativas para continuar respondiendo a los desafíos en el camino del anuncio de la Buena Nueva, los signos de los tiempos claman por una evangelización digital, el reconocer a Jesús presente  en las redes sociales, en la difusión de las páginas de evangelización y hasta en prácticas religiosas de fe como el rosario y celebraciones virtuales que nos conectan con otros hermanos en la fe y nos alientan a vivir con esperanza.

Para dar respuesta a los desafíos actuales, el Distrito Lasallista de Bogotá asume el llamado a transformar su quehacer pastoral, por lo que la ESCAT: “Escuela de catequistas” asumió el reto de reinventarse y en esta oportunidad se realizó en modalidad virtual por segundo año consecutivo, cumpliendo la misión de Iglesia de llevar a Cristo a distintas ciudades de Colombia, a jóvenes deseosos de formarse como líderes catequistas para acompañar el proceso de fe de los más pequeños. La ESCAT virtual se convierte en un espacio de integración de la tecnología digital para generar un proceso formativo en los jóvenes con la intención de compartir experiencias de vida y de fe, aprender nuevos conocimientos y adquirir destrezas para el trabajo con niños y adolescentes. 

La experiencia se realizó durante dos fines de semana y contó con la participación de 47 jóvenes, un equipo animador integrado por docentes, Hermanos de La Salle, Colaboradores y una religiosa, juntos hicieron posible el milagro del encuentro con Jesús y con el prójimo, juntos lograron el objetivo de acompañar y formar a los futuros catequistas. 

En la planificación de los bloques temáticos se tiene en cuenta la importancia de llevar al joven a la formación integral de su ser por lo que los asesores reestructuraron las planeaciones y ofrecieron bloques temáticos que permitieron a los participantes ahondar en su proyecto de vida desde dimensiones de la persona como lo corporal, lo espiritual y aspectos importantes para la Iglesia como lo ecológico, lo social y hasta lo comunicativo; el perfil del catequista según los contextos en que se desenvuelven los jóvenes, permitiendo el reconocimiento de la diversidad de culturas que tiene nuestro país y haciendo posible el don de formar comunidad; la posibilidad de conocer a la persona de Jesús desde un acercamiento al Jesús histórico y al Cristo de la Fe, además de bloques que pusieron a flote la creatividad e imaginación de cada joven, momentos de oración, recreación, pausas activas y finalmente un espacio de catequesis virtual dirigida por los mismos jóvenes de la ESCAT a niños y niñas de la Institución Educativa San Juan Bautista de la Salle de Zipaquirá.

Ahora bien, vale aclarar que varios de estos jóvenes, nunca se habían enfrentado a un grupo, de manera que la experiencia de catequesis que animaron por comunidades fue una experiencia significativa como catequistas, un momento clave en su formación porque tuvieron la oportunidad de poner en práctica sus aprendizajes y vivir el encuentro con niños que se preparan para el sacramento de la Comunión. En la evaluación de la experiencia con los niños, los jóvenes catequistas manifestaron los vientos fuertes, las mareas y los frutos, pero también aquellas cosas que deben ser un desafío para ellos como catequistas, por otra parte, expresaron el deseo de seguir aprendiendo para poder llevar con firmeza el mensaje de Jesús. 

Es de resaltar que la ESCAT 2021 logró entrar a los hogares de los jóvenes, haciendo partícipes a sus familiares en las celebraciones de liturgia, en los momentos de pausa activa que en ocasiones incluía el baile y el compartir de los alimentos. Sin duda alguna, la experiencia impactó la vida personal y familiar, evidenció la alegría de compartir como familia lasallista. 

El Distrito Lasallista de Bogotá agradece la participación de los jóvenes, el compartir profundo de sus experiencias de fe y talentos, su entusiasmo y constancia durante el transcurso de la escuela, también se valora el papel de los asesores que dieron vida a la experiencia mostrando fuerte compromiso en la entrega generosa de su tiempo, el aporte de recursos didácticos, metodológicos y la practicidad de sus planeaciones. 

Para finalizar, se espera que quienes participaron de la ESCAT 2021 sigan siendo jóvenes entregados a Jesús, capaces de reflexionar, discernir y actuar en sus contextos, jóvenes que continúen la misión de preparar en la fe a tantos niños de las obras educativas por medio de la catequesis, para que siendo anunciadores del evangelio sean portadores de un mensaje que lleve a la reconciliación, al diálogo fraternos y a la cultura del encuentro. 

Hno. Edwin Andrez Gil Gil

 

Conoce más de lo sucedido AQUÍ

 

 

 

 

 

 

signo2 Logo IALU     3 bice4 iila  5 logo esperanza web  6 logo observatorio web logo car  7 CLAR

Ir Arriba