Logo oficial

¿Qué es la Red RELAL de Ecología Integral y Cuidado de la Casa Común?

La Red RELAL de Ecología Integral y Cuidado de la Casa Común es una gran comunidad de instituciones y colectividades locales aliadas distribuidas en distintos países latinoamericanos e identificadas con el carisma de San Juan Bautista de La Salle. Toma como eje de transformación la educación desde la esencia Lasallista, en donde la eco-educación integra la cultura, la tradición, la espiritualidad y el conocimiento del entorno natural con las necesidades de las comunidades, y, a su vez, con varios de los objetivos de desarrollo sostenible -ODS, en particular con el objetivo 4, que se identifica con la educación lasallista en la preferencia por los menos favorecidos con impacto en los diferentes niveles de educación.
Somos una Red que atiende al llamado de nuestra Madre Tierra, que “manifiesta síntomas de enfermedad que advertimos en el suelo, en el agua, en el aire y en los seres vivientes”, y desde nuestro compromiso Lasallista, se encuentra “entre los pobres más abandonados y maltratados, así está nuestra oprimida y devastada tierra, que «gime y sufre dolores de parto» (Rm 8,22)” (Laudato si, 2015).


¿Qué hace la Red RELAL de Ecología Integral y Cuidado de la Casa Común?

Propicia, moviliza y favorece el intercambio de información, experiencias, saberes y metodologías educativas e investigativas para promover la protección de la diversidad biológica y cultural, desde el conocimiento y el aporte a políticas públicas con un enfoque hacia el manejo y gestión de nuestros recursos naturales, en perspectiva bioética y de ecología integral, para aportar al desarrollo sostenible y solidario de sus regiones, basados en el conocimiento de los ecosistemas y los servicios que nos brindan, para contribuir a la construcción de una mejor calidad de vida para las comunidades, sin las limitaciones derivadas de las fronteras de los países, o, de las jurisdicciones de los distintos Distritos lasallistas.
Ejecuta actividades, proyectos o programas previamente evaluados como transformadores positivos de la relación entre hombre y entorno natural, en procura de generar conciencia ambiental y de educar para la preservación de la biodiversidad y cultura, de manera simultánea en diferentes comunidades.

Considerando nuestro actuar dentro del carisma lasallista, su mayor fortaleza es la utilización de la educación como instrumento para optimizar la interiorización y transmisión de valores y de los conocimientos técnicos que sean necesarios para favorecer el cuidado, la preservación y restauración del entorno natural y la heterogeneidad cultural de los distintos sectores que integran la región. Así como de su manejo sostenible por el bien de las futuras generaciones y del planeta en procesos de aprendizaje en doble vía, entre las comunidades endémicas y las occidentales.


Justificación de la Red RELAL de Ecología Integral y Cuidado de la Casa Común

El momento histórico que vive el planeta y la humanidad evidencia una crisis que ha sido descrita, en modo especial, en la Carta Encíclica “Laudato Si” del Papa Francisco, convirtiéndose en un llamado en el que “el desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral” (LS 13). La mirada de conjunto ante los retos de la creación permite recordar que “el medio ambiente es un bien colectivo, patrimonio de toda la humanidad y responsabilidad de todos” (LS 95) lo cual implica, sentirnos vinculados de manera activa a la motivación del Papa Francisco: “Hago una invitación urgente a un nuevo diálogo sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta” (LS 14).

En esta perspectiva la Red RELAL de Ecología Integral y Cuidado de la Casa Común surge para fomentar el “proyecto del amor de Dios donde cada criatura tiene un valor y un significado” (LS 76) buscando garantizar la promoción y el cuidado de la creación como máxima expresión de su infinito amor, desde la conjunción de voluntades de diferentes instituciones Lasallistas pertenecientes a la Red Latinoamericana. Nuestra convergencia se basa en la búsqueda de la equidad y la justicia para todos los seres de la naturaleza y para el hombre mismo; “las distintas criaturas, queridas en su ser propio, reflejan, cada una a su manera, un rayo de la sabiduría y de la bondad infinitas de Dios” (LS 69). Además, este proceso desde la experiencia de la fe nos permite comprender que “el fin de la marcha del universo está en la plenitud de Dios, que ya ha sido alcanzada por Cristo resucitado, eje de la maduración universal” (LS 83).

Por otro lado, la Red RELAL de Ecología Integral y Cuidado de la Casa Común identifica su ser y quehacer en la educación, desde la inspiración del carisma de San Juan Bautista De La Salle, como aporte sustancial para la promoción y construcción de proyectos pertinentes en la Región Latinoamericana y del caribe que responden a las necesidades concretas en modo especial donde la vida es indefensa, violentada y desprotegida. De esta forma, partiendo de la realidad de las regiones y países que compartimos y valoramos el entorno natural, en el cual también se identifican las problemáticas y su implicación con la promoción de la vida para las comunidades presentes y futuras que allí habiten.

Nuestro entorno natural, no solamente es un lugar en el tiempo y espacio, son personas, es riqueza natural y potencial, es cultura de pueblos que han desarrollado una teogonía y cosmovisión, es el gran ecosistema bio-espiritual del que somos parte; por lo tanto, deberá inspirarnos a custodiarla y administrarla adecuadamente.

Así también es importante considerar los datos científicos reportados que demuestran la urgente necesidad de realizar acciones en nuestro mundo, nuestra casa común, considerando que la ciencia es el instrumento de Dios para demostrar a la humanidad todas sus bendiciones y que, a través de nosotros como siervos de Dios, tenemos la oportunidad de transmitir conocimiento. Ante la importancia de los servicios que proveen los recursos naturales entre los que se encuentran hábitat para especies, provisión de agua, retención de suelos, captura y almacenamiento de carbono, belleza escénica y regulación del microclima, entre otros (Duran & Poloni, 2014). Diversos estudios han reportado el efecto del cambio climático en la salud entre ellos Tirado-Blázquez (2010) ya había mencionado que los resultados de diversas valoraciones resaltan el impacto en la modificación de los vectores de enfermedades infecciosas, así como el aumento de las mismas debido a eventos climáticos de elevada intensidad, incurriendo con mayor severidad en poblaciones de extrema pobreza.

A causa de situaciones complejas que pueden implicar cambios inesperados para los seres humanos así como la suspensión de actividades productivas, limitación al transporte aéreo, terrestre y marítimo, se evidencian beneficios que pueden ser considerados como bendición subjetiva, sin embargo, el costo por la pérdida de vidas y empleos es indeseable en todos los países, ante esta oportunidad de valoración en todos los aspectos de nuestra vida, es importante contribuir a la apreciación de nuestra realidad encaminada a la protección de nuestra casa común abanderados con la fe en Dios, la fraternidad que nos une y el servicio a los más necesitados y, compartir buenas prácticas enfocadas a la reducción del consumo, manejo adecuado de residuos y cuidado de nuestros recursos naturales, a través de procesos de educación.


Identificación de necesidades

  1. Identificación y diagnóstico de los problemas ambientales, sociales, económicos, sanitarios y culturales de cada sector de la región próximo a los centros lasallistas y comunidades aliadas.
  2. Evaluación de la factibilidad de articular las actividades de la Red a los programas nacionales de los distintos países de la región o a programas de entes multilaterales de los cuales sean signatarios (p.e., UNICEF, UNESCO, OPS, UNFPA).
  3. A partir de los sueños planteados por el Papa Francisco en el documento “Querida Amazonía” crear, debatir y discernir orientaciones y políticas pastorales en la región que promuevan la creación de redes en cada Distrito que favorezcan el cuidado de la casa común y la conversión ecológica.
  4. Creación de una conciencia verde de nuestras edificaciones personales e institucionales de la Región, impulsando una nueva conciencia de energías renovables y estructuras de autoconsumo amigables con la creación.
  5. Creación de un modelo pedagógico de análisis, reflexión y estudio liderado por jóvenes sobre el tema ecología integral y el cuidado de la casa común al estilo del modelo de la O.N.U. adaptado a los lineamientos establecidos en cada distrito.

 

 


 

Propósitos de la Red RELAL de Ecología Integral y Cuidado de la Casa Común 

1. Concientizar y Sensibilizar

Identificar los problemas ecológicos de origen común o particular de cada región, de pertenencia mutua y con visión futura. Desarrollar acciones que den respuesta a los desafíos culturales, espirituales y educativos en las misiones institucionales, con el fin de generar cambios en los estilos de vida. Ejercer influencias positivas sobre quienes tienen el poder político, económico y social para impulsar los cambios a favor de la vida digna. Favorecer la concientización y sensibilización de los habitantes de la región, sobre la riqueza biológica y cultural de la que deben ser custodios, de su fragilidad, y de la importancia de su conservación para la vida plena de las próximas generaciones.

Acciones propuestas: Creación de espacios de reflexión, valoración, promoción, difusión, para ganar en concientización sobre la importancia de la Ecología Integral y el Cuidado de la Casa Común.

2. En educación

Desde las instituciones educativas, crear objetivos de carácter esencial relacionados con la ecología como ciencia que estudia las relaciones entre los seres vivos, su función y su ambiente de vida y desarrollo. Contribuir con la formación de educandos protagonistas, participativos, comprometidos con la protección de los ecosistemas terrestres. Crear acciones integradoras entre los educadores, los gestores sociales y medioambientales, los investigadores y los estudiantes para la elaboración de directrices con el fin de ofrecer respuestas a las necesidades naturales, físicas, psicológicas, culturales, económicas de las generaciones actuales y futuras.

En atención a ello, el trabajo pedagógico actual y futuro debe responder a principios que defienden la ética ecológica, que ayuden con eficiencia y eficacia a crecer en solidaridad, responsabilidad y cuidado de la naturaleza, la sociedad y en el respeto por otras formas de pensamiento de cada ser humano que vive en nuestro planeta.
Acciones propuestas: Implementar acciones que impulsen el conocimiento de la diversidad, la interculturalidad regional, las buenas prácticas, la transmisión inter-institucional de saberes vinculados al goce y uso sostenible de la vida en cada ecosistema como contenido medular de las instituciones educativas que integran la Red. Producir material educativo, instruccional y divulgativo bilingüe o trilingüe de uso común en distintos puntos de la región, tanto en las lenguas oficiales nacionales dominantes (especialmente portugués y español; en ciertas zonas también francés, neerlandés e inglés), como en las lenguas indígenas (especialmente idiomas con distribución en dos o más países, como es el caso del tikuna o del sikuani, p.e.). Inspirados en el carisma Lasallista, fomentar procesos educativos enfocados en concientizar sobre hábitos ecológicos, fundamentados en el conocimiento de la biodiversidad presente en la Amazonía y las culturas allí presentes, para promover y gestar acciones en procura de generar su manejo sostenible, fundamentados en normatividades sociales y políticas.

3. Investigación desde la educación superior

Generar investigación sobre la ecología y el cuidado de la casa común con identificación de los problemas regionales. Dar prioridad a las problemáticas relacionadas con la contaminación, pérdida de la biodiversidad, la cultura en el cuidado del medio ambiente, la protección del agua, de los ecosistemas, de los grandes acuíferos, de los glaciares, de las zonas urbanas y rurales desprovistas de vegetación. Así mismo, crear herramientas desde la investigación que atiendan al deterioro de la calidad de la vida de los seres humanos, la degradación social y el aumento de la impunidad.

Encontrar soluciones viables, desde las investigaciones, para engrandecer el respeto y continuidad de las expresiones culturales de la espiritualidad indígena, no indígena y social, en general, asociadas al ambiente y a sus elementos constituyentes, bajo una perspectiva ecuménica inter-religiosa, buscando conciliación en los valores y prácticas cristianas propios de las instituciones lasallistas.

Acciones propuestas: Incentivar la estructuración de propuestas y desarrollo de proyectos en los diferentes niveles de formación académica para preservar y restaurar nuestra casa común, basados y enfocados en el conocimiento y convivencia sana en los entornos naturales amazónicos. Capacitar a las comunidades ubicadas dentro del área de influencia de los centros de acción lasallistas en el diseño, gestión y ejecución autónoma de proyectos locales, aprovechando los nexos interinstitucionales de la Red para mediar, acompañar y favorecer el logro, éxito y sostenibilidad de las iniciativas y emprendimientos que se deriven de estos.

4. Vinculación para el bien común y acompañamiento solidario

La labor combinada de instituciones educativas, asociaciones, organizaciones, empresas y el gobierno, en donde confluyen fuerzas, reclamos y funciones que, de manera conjunta, brinden respuestas al cuidado y preservación del medio ambiente. Esto se hace posible mediante la participación y acompañamiento en el desarrollo sostenible de las comunidades vinculado a proyectos sociales y de bienestar ecológico integral. Se debe fomentar el crecimiento en valores de compromiso altruista, solidario y colaborativo para contribuir al mejoramiento de las condiciones de vida de los habitantes de las regiones, sin menoscabo de la heterogeneidad ambiental y cultural, a través de la educación formal, la capacitación técnica, las asesorías especializadas, la mediación interinstitucional y el acompañamiento continuo. Difundir, socializar y compartir la experiencia lasallista en el marco de la Ecología Integral y Cuidado de la Casa Común para evitar la pérdida de la biodiversidad, es un principio que rige en modo de actuación educativo.

Acciones propuestas: Se debe procurar la captación de fondos que favorezcan la continuidad de los proyectos de la Red, en procura de suplir las necesidades de las comunidades a través de becas, apadrinamientos, mecenazgos, crowdfundings u otras vías.

5. Formación en ecología integral

La formación a distancia será una herramienta de gran importancia para capacitar a los miembros de las comunidades que conforman la Red, así como a todos aquellos grupos de interés a los cuales impacte, y con quienes se haya realizado la detección de temas y líneas de investigación comunes sobre los cuidados de la casa común. Es fundamental identificar las instituciones que ofrecen o que tengan la capacidad de diseñar y ofrecer dichos programas.

Acciones propuestas: Preservar los saberes ancestrales a través de la educación, protección y transferencia del conocimiento de los ancianos, custodios de los saberes ambientales y culturales tradicionales, y articular, estos saberes, con técnicas y tecnologías que aporten al desarrollo sostenible, en profundo respeto por la conservación y restauración de la biodiversidad.

 

 

 

logo relal blanco 2

Kilómetro 9 vía Las Palmas - Casa Parmenia De La Salle
Telefono. +57 (4) 479 7319
Email. contacto@relal.org.co
Medellín - Colombia