Papa la salleEl sábado 21 de mayo de 2022, a las 10:30 a.m. (hora de Roma), el Papa Francisco recibió a los participantes del 46.º Capítulo General de los Hermanos de las Escuelas Cristianas en la Sala del Consistorio del Vaticano.

El Hno. Armin Luisto, dirigió un discurso al Papa comprometiéndose de nuevo con los valores del 46º Capítulo General y al final puso a los Hermanos y su ministerio a disposición de la Iglesia al servicio de los jóvenes y los pobres.

En su mensaje a los representantes de los lasallistas de todo el mundo , el Papa retomó el lema del Capítulo General: “construir nuevos caminos para transformar vidas”, resaltando los valores lasallistas y su compromiso por “educar en la responsabilidad, en la creatividad, en la convivencia, en la justicia, en la paz; educar en la vida interior, en la apertura a lo trascendente, en el sentido del asombro y la contemplación ante el misterio de la vida y la creación”.

El Papa Francisco, propuso a los lasallistas dos grandes retos educativos: el reto de la fraternidad y el reto del cuidado de la casa común, coincidiendo con los valores prioritarios discernidos por el Capítulo General.

De igual forma, exhortó a los educadores lasallistas a enfocar sus esfuerzos para que los caminos de transformación partan de la conciencia, pues de lo contrario “solo será una fachada”. De ahí la importancia de no trabajar aisladamente “sino cooperando en una ‘alianza educativa’ con las familias, con las comunidades y agregaciones eclesiales, con las realidades educativas presentes en el territorio”.

Compartimos algunas ‘palabras significativas’ que expresó el Papa Francisco y que bien podrían iluminar y contribuir al proceso de renovación del carisma de San Juan Bautista de La Salle en el mundo de hoy.

“Vuestras escuelas son cristianas, no por una etiqueta exterior”

“Camino”, el camino verdaderamente nuevo, es Jesucristo: siguiéndolo, caminando con Él, nuestra vida se transforma, y nosotros a su vez nos convertimos en levadura, en sal, en luz”.

“La labor educativa es un gran regalo ante todo para quienes la realizan: es un trabajo que pide mucho, pero que da mucho”.

“la relación constante con los educadores, con los padres y, sobre todo, con los niños y jóvenes es una fuente de humanidad siempre viva, incluso con todas las dificultades y problemas que conlleva”.

“Ustedes ofrecen los valores de su rica tradición pedagógica: educan en la responsabilidad, en la creatividad, en la convivencia, en la justicia y la paz; educan en la vida interior, a ser abiertos a lo trascendente, al sentido del asombro y de la contemplación frente al misterio de la vida y de la Creación”.

“Ustedes ponen en práctica este lema en vuestra misión educativa. Es vuestra manera de realizar lo que escribe San Pablo: "formando a Cristo en ti" (cf. Gal 4,19). Es vuestro apostolado, educar así, vuestra contribución específica a la evangelización: hacer crecer a los seres humanos según Cristo”.

“Se rompió el pacto educativo, está roto, y ahora el Estado, los educadores y las familias están separados. Debemos buscar un nuevo pacto que sea comunicación, trabajar juntos.”

“Ustedes, hermanos, forman parte de este trabajo, es más, están en primera línea, educando a pasar de un mundo cerrado a un mundo abierto; de una cultura del ‘usa y tira’ a una cultura del cuidado; de una cultura del descarte a una cultura de la integración; de la búsqueda de los intereses personales a la búsqueda del bien común”.

“ Como educadores, saben bien que esta transformación debe partir de las conciencias, o será solo de fachada. Y saben también que no pueden hacer este trabajo solos, sino cooperando en “alianza educativa” con las familias, con las comunidades y las instituciones eclesiales, con las realidades formativas presentes en el territorio”

“No pueden dar a los jóvenes lo que no tienen dentro de ustedes”,

“No tengo nada que enseñarles en esto, sino solo, como hermano, quiero recordárselos: testimonio. Y, sobre todo, rezo por ustedes, para que sean hermanos no solo de nombre sino de hecho. Y que sus escuelas sean cristianas no de nombre sino de hecho”.

“¡Gracias por lo que son y por lo que hacen!”

 

La respuesta del papa Francisco destacó el testimonio que los Hermanos dan a la Iglesia, especialmente a los pobres.

Después de esto, los Hermanos y Lasalianos tuvieron la oportunidad de estrechar la mano del Papa y todos recibieron un rosario por cortesía de la Santa Sede.

 

 

 

*Fuente: Vatican News

 

 

 

 

 

signo2 Logo IALU     3 bice4 iila  5 logo esperanza web  6 logo observatorio web logo car  7 CLAR

Ir Arriba