milagro


“Tú eres parte del milagro”

Estamos rodeados de pequeños y grandes milagros, encontrarlos supone la capacidad de admiración, ver en lo ordinario lo extraordinario de la naturaleza, del hombre y de Dios. Este año el Instituto nos invita a descubrir y construir ese milagro; sin embargo, también el dolor, la incertidumbre y el temor están ahí. La enfermedad y la muerte se han presentado cercanos a todos. En este contexto, hay que vivir la Consagración y seguir con creatividad y empatía la Misión educativa. Además, no podemos dejar de ser voz de esperanza y consuelo pues así lo esperan de nosotros, familiares, colaboradores, amigos.

“Nuestra Misión, nuestra Pasión, nuestro Futuro”
Estos sustantivos están a la espera de un verbo, es ahí donde entramos y se convierte, más que en otra frase bonita tras el Tricentenario, en una motivación. En una Casa de Formación, esto supone la construcción del milagro.

Hoy, la casa de Tlalpan vive una hermosa historia, que se escribe con las diferentes historias de cada muchacho que ha decidido jugarse la vida para sumarse a la misión de la evangelización por medio de la educación. Ven su futuro ligado al de los Hermanos y encuentran su pasión en Cristo, en la vida, en la comunidad. Cada vocación es un milagro, y tener 15 muchachos en casa es una gran bendición de Dios. Esta hermosa historia se escribe con dos etapas de formación: Aspirantado y Postulantado, y dos Congregaciones, Menesianos y Lasallistas.
Ante el aislamiento en la sociedad, primero por un individualismo egoísta y después por el temor a contagiarse, este grupo de jóvenes y dos Congregaciones, se unen en esta Casa. Es un signo de esperanza.
Somos Congregaciones hermanas, compartimos nuestro origen francés, nuestra Consagración, nuestra Misión por la educación, nuestras historias están ligadas. El Hno. Louis Nathan Ewald Guerrier, forma parte de la Comunidad formadora; y el joven Ángel de Gabriel forma parte de la comunidad de Postulantes. Seguramente, Gabriel Dehayes, Jean Marie de La Menais y Juan Bautista de La Salle, sonríen juntos desde el Cielo.
Vivimos un tiempo diferente, pues hagamos las cosas diferentes.

No porque reaccionamos a la Pandemia que nos llega, pues eso todos tenemos que hacerlo; el reto está en hacer que las cosas sucedan. Tenemos que reinventar la sociedad no en virtud del virus, sino en función del tipo de ser humano que queremos ser. Estamos reinventando la escuela, y qué oportunidad tan maravillosa tenemos para vivir el Carisma fundacional; claro, esto no es fácil. Reinventamos la vida comunitaria en el cuidado de nuestros Hermanos mayores, en las vacaciones, en los eventos y convivencias, en la atención médica, en el trabajo y las compras… y no en función de un virus o del temor al contagio. Reinventemos en función de un proyecto de comunidad, de un modelo de Hermano y de Comunidad que estamos llamados a ser.

Hemos replanteado la Pastoral Vocacional para que no sea en función de las limitaciones al encuentro presencial, sino en función de que estamos convencidos y enamorados de esta misión y de esta vida y de que queremos compartir nuestra pasión con el mayor número de jóvenes. Que todos nuestros alumnos nos conozcan, pero también salir de las fronteras y hacernos “visibles” con los jóvenes de nuestras ciudades y países. Vivimos tiempos diferentes, hagamos cosas diferentes.

El reto de hacer cosas diferentes lo vivimos en la Casa de Formación. Los estudios se desarrollan sin mayor problema; las clases universitarias han sido más asiduas ahora que son “en línea”. En casa se fortalecen y complementan sus contenidos teológicos y pastorales con el fin de garantizar una sólida formación académica. La intervención que realizamos en la catequesis, en la escuela, en los grupos juveniles y en la pastoral vocacional, permite conjugar la teoría y la práctica procurando profesionalizar la intervención pastoral como Hermanos. La vida espiritual siempre es un reto en movimiento: la lectura espiritual, la oración y la vida sacramental, los retiros y los momentos de reflexión, tratan de cultivar una interioridad que permee todos los momentos del día. Tenemos dos clases de vida y obra de los Fundadores, de La Salle y La Menais. Participamos en encuentros virtuales con jóvenes de Latinoamérica y hemos dado reflexiones a más de 270 grupos de clase durante el primer semestre. Por brindarnos esa posibilidad, agradecemos a ULSA Neza, Colegio Cristóbal Colón, La Salle de Puebla, La Salle de León, CVQ de La Piedad, La Salle Cancún. También agradecemos la convivencia con la Comunidad de La Piedad, de la Escuela Cristóbal Colón y de Ayahualulco. Tuvimos igualmente un encuentro virtual con el personal Directivo y el de Pastoral de ULSA Neza. Esperamos en el segundo semestre lograr encuentros virtuales con todas las Comunidades del Sector México Sur. Hemos tomado la responsabilidad de la catequesis de dos “Rectorías”, preparando para los Sacramentos a 75 niños y jóvenes mediante clases semanales “en línea”. Con el fin de tener la capacitación para el trabajo “en línea”, el diseño y la edición se han sumado a las materias.

Hay limitaciones en lo que se hace y se puede hacer, claro, pero el Proyecto formativo se construye a partir de las oportunidades que se crean. Hoy podemos estar más unidos que nunca. Hoy el mundo vive el dolor, la incertidumbre, pero también la esperanza y la solidaridad. La enfermedad y la muerte nos han replanteado la vida, nos han hecho más humanos… ante todos los retos que nos plantea nuestra Misión educativa, somos profetas de la esperanza.

En el mes de diciembre ayudamos en la Misa de Primera Comunión. Los niños vieron por primera vez a su catequista “en vivo”; la emoción en sus rostros fue espontánea y más de alguno no pudo contenerse para correr a abrazarlo. Los papás secundaron con un sincero “gracias”. Son gestos sencillos, pero van llenando el “morral de viaje” de los formandos. Solo Dios sabe quiénes perseverarán, pero hoy: Luis, José, Francisco, Gabriel, Juan Luis, Juan Emilio, Kenberly, John, Mackly, Cristian, Uriel, Ian, Raimond, Osmar y Azael, sueñan con ser lo que soñamos nosotros los Hermanos… Seamos el Hermano que el mundo necesita hoy.

Aspirantado – Postulantado Intercongregacional Lasallista

 

 

 

 

signo2 Logo IALU     3 bice4 iila  5 logo esperanza web  6 logo observatorio web logo car  7 CLAR

Ir Arriba